lunes, 23 de mayo de 2011

Y EL FIN DEL MUNDO APA?.

El 21 de Mayo viene pasando en todo el mundo sin mayores inconvenientes. Hasta el momento, en ningún país se ha reportado apocalípticos terremotos o “raptos” del más allá. Pero, a pesar que su vaticinio no se materializó, se ha reportado que el falso profeta Harold Camping ganó millones de dólares con su farsa del Fin del Mundo.

De acuerdo a reportes de cafemom.com, el fundador de la cadena “cristiana” Family Radio ganó alrededor de US$80 millones con la farsa del Apocalipsis.

Y ¿cómo lo hizo? Pues, desde el 2005 hasta el 2011 este evangelista se ha encontrado recibiendo dinero de los que creyeron que el Fin del Mundo llegaría este sábado.

Muchas personas, inclusive, fueron tan crédulas que hasta le entregaron todas sus pertenencias a Camping a cambio de su salvación.

En Wikipedia, a Camping ya se le describe como “un falso profeta que dijo que el mundo llegaría a su fin el 21 de Mayo, solo para ganar dinero.”

Aún no se sabe qué sucederá con Harold Camping… si los que le creyeron y le dieron todo lo que tenían iniciarán una batalla legal en su contra, pero la reputación de este evangelista ya se encuentra más que enterrada. Pero con US$80 millones en su bolsillo, a quién le importa la reputación, ¿verdad?
Link: impre.com

sábado, 21 de mayo de 2011

Gloomy Sunday, la canción suicida..

Gloomy Sunday (titulada originariamente como "Szomorú Vasárnap") es una canción escrita por el pianista y compositor autodidacta húngaro Rezső Seress en 1933.

Muchas canciones han sido prohibidas por diversos motivos, pero solo Gloomy Sunday ha sido prohibida por matar a la gente. Ya que cuenta la leyenda que esta canción contiene alguna especie de mensaje subliminal que incita al suicidio. Mas allá de la leyenda urbana, es una melodía con un tono trágico y depresivo, que produce en el escucha añoranzas de algun sentimiento tirste, que en determinado momento se puede tornar insoportable; la melodía trasmite a través de sus notas una melancolía sumamente profunda, principalmente la versión original del compositor húngaro. Escuchala a continuación.

Después de miles de prohibiciones en su pais fue Billie Holiday quien la popularizó en 1941, Gloomy Sunday fue conocida como "Hungarian suicide song" ("la canción húngara del suicidio") en Estados Unidos. Con todas las características de una canción de los cuarentas, no es tan melancólica como la del autor original, pero sigue conteniendo esa aire místico depresivo insoportable. Esta es la versión.

Lo irónico del asunto es que en 1968, Rezső Seress, el compositor de la canción, se suicidó saltando de una ventana de su apartamento en Budapest. Fueron muchos años después y no es mas que mera coincidencia, pero al final también termino suicidándose.
Esto es la dice la canción en español.
Triste Domingo

"Triste domingo, con cien flores blancas"
Y ornado el altar de mi loca ilusión
Donde mi alma se ha ido a postrar
Mientras mi boca llamándote está
Muere en mi sueños ocasos de hastío
Cansados de espera y de soledad

¡Triste domingo!

Tú no comprendes la angustia terrible
De estar esperando, sin verte, llegar
¡Vuelen tus pasos que debo marchar!
No ves que muero con mi loco afán
Quiero que seas la blanca y piadosa
Mortaja que cubra mi hora final

¡Triste destino!

Querido
Junto a mi ataúd que circundan muchas flores
Aguarda mi confesión un sacerdote
Y a él le digo:
Lo quiero, lo espero.

No temas nada si encuentras mis ojos
Sin vida y abiertos y esperándote
Tus manos son quien los deben cerrar
Y acaso entonces yo habré muerto en paz
Siento un doblar de campanas, que
Lúgubremente sus voces me ordena marchar

¡Triste domingo!

¡Vuela mi vida tu paso querido
Que llega la hora que debo partir!
Quiero tenerte en mi viaje final
Y algo me dice que no llegarás
Triste domingo visítame amado
Que ahora en mi tumba yo te he de esperar

¡He de esperar!
En 1999 el director Rolf Schübel, dirige la película Gloomy Sunday, en español La Canción del Pianista, en la que narra un triangulo amoroso bastante trágico. Esta es la parte donde la protagonista interpreta Gloomy Sunday. La secuencia es impresionante, por que termina como la leyenda que cae sobre esta canción.

Muchos artistas han hecho covers de esta canción, pero el caso de Billy Mackenzie vocalista de la banda escocesa The Associates es especial ya que se suicidó en 1997 cerca de la casa de su padre en Dundee. Curiosamente la banda había re interpretado la versión de Holiday en 1982.

jueves, 19 de mayo de 2011

Las hermanas Delfina, María de Jesús y María Luisa "Eva" González Valenzuela, Las Poquianchis


Las hermanas Delfina, María de Jesús y María Luisa "Eva" González Valenzuela, Las Poquianchis, eran lenonas, proxenetas, empresarias del sexo, socias en el negocio de la prostitución a gran escala, explotadoras que lucraban con el apetito sexual masculino y que por su éxito comercial llegaron a tener hasta sucursales de su burdel. Las Poquianchis no son asesinas seriales, de hecho jamás mataron, otras mujeres y hombres asesinaron por ellas. Delincuentes de cuello blanco, estas mujeres jamás se mancharon de sangre, se condujeron siempre como las patronas que eran, las dueñas del negocio. La mayoría de las mujeres regenteadas por estas madrotas vestidas de luto eterno, murió por enfermedades desatendidas, complicaciones por abortos y, en menor medida, por homicidio intencional.

En todo caso, las manos de estas mujeres se ensuciaron con la mugre de los billetes que contaban una y otra vez al final de la jornada laboral y de donde pagaban sueldos de hambre, literalmente, a sus empleadas-esclavas, y a otras, si acaso, con vales internos como en una tienda de raya. Era indispensable que la mente criminal-comercial de las Poquianchis deshumanizara a las prostitutas, la mayoría mujeres necesitadas, ignorantes o muy jóvenes, pobres e ingenuas, vendidas por sus madres y padres (o debemos decir padrotes y madrotas), obligadas, forzadas, violadas o convencidas para alquilar sus cuerpos en cuartos-mazmorras a los clientes de los lupanares.

Las deshumanizaron para poder desecharlas sin sentir remordimiento, como basura, cuando se enfermaron y dejaron de ser útiles, cuando ya no generaron ganancias. Las "despidieron" como se pudo. Autoridades, policías, funcionarios de los gobiernos locales y estatales siempre supieron de su existencia y colaboraron siempre con ellas. Formaron alianzas, tomaron acuerdos. Política y delito, esa fórmula inseparable. Les otorgaron los permisos y licencias para que sus prostíbulos operaran sin problema, claro que eso costaba, pero siempre hubo buen arreglo para ambas partes, como todo en México. Pero cuando el "casero" elevó las rentas y las cuotas de la extorsión disfrazada de legalidad, las inquilinas se inconformaron, dejaron de pagar, vino el desacuerdo,entonces las relaciones se rompieron, les cobraron a lo chino, comenzaron los operativos, las razzias, la persecución de las autoridades que antes les permitían todo y se hacían guaje, pero con la cartera bien llena.

El gobierno fue cómplice y beneficiario: todas las putas tenían su carnet de control de Salubridad, sin excepción. La revisión médica era regular. Estaban en el padrón oficial de putas del Estado. Los sellos de las dependencias y las firmas de los jefes y supervisores lo comprueban. Ahí están los documentos. Todo en orden.

La mayoría de las prostitutas se quedaron por gusto, pero querían cobrar más. Los patos le tiraron a las escopetas y ahí fue donde se amoló la cosa. Conflictos y crisis internas y externas acabaron por colapsar el otrora próspero imperio sexual de Las Poquianchis. La bomba reventó. Tras su arresto, estas "gitanas" que iban de pueblo en pueblo llevándole placer a los hombres, fueron blanco del linchamiento social y difamadas, pero gracias a ellas quedó al descubierto la extensa y cotidiana cadena de extorsiones, chantajes, complicidades y corruptelas de las autoridades civiles y policiacas mexicanas en los lugares donde operaban.

Además nos recordaron la hipocresía de la sociedad provinciana que, a la vez que reprueba la prostitución y el adulterio, la promueve y lo tolera. Generaban riqueza y empleos en donde se instalaban, y fueron mina de oro y socias estratégicas para funcionarios públicos, políticos, jefes policiacos y hasta militares que después de transar con ellas y ser clientes asiduos de sus locales, les dieron la espalda cuando la orden de detenerlas -caiga quien caiga- llegó desde las más altas esferas del poder en la Ciudad de México.

Sobre las Poquianchis se filmó la película del mismo nombre, de Felipe Cazals, y el tema sirvió de inspiración a escritores como Jorge Ibargüengoitia con su deliciosa novela "Las Muertas", así como a periodistas como Elisa Robledo, quien escribió el libro de no ficción "Por Dios que así fue", un verdadero testimonio, ya que pudo entrevistar a María de Jesús en la cárcel y reproduce documentos y fotos que en su momento sólo la revista Alarma difundió.


LINK: http://notaroja.espacioblog.com/post/2007/07/11/las-poquianchis-historia-del-capitalismo-salvaje

Iron Sky teaser - Space Nazis attack!



Iron Sky Teaser 3 - We Come In Peace!

Iron Sky Teaser 2 - The First Footage

UNIDENTIFIED, by Warner Brown. Parallel Lines | Phillips Cinema.

Charlie Bit My Finger - The Horror